¿Qué pasa con el Acuerdo de Escazú?

El Acuerdo de Escazú es el primero de América Latina y el Caribe que incluye disposiciones específicas sobre los defensores de los derechos humanos en asuntos ambientales.

Su nombre completo es el “Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe” y fue firmado en el 2018 en Costa Rica. Ha sido firmado por 24 países pero hasta el momento 12 países no lo ratifican, incluida Colombia.

El objetivo de este acuerdo es el garantizar la implementación efectiva y plena en la región de América Latina y el Caribe de los derechos de acceso a información ambiental, acceso a la justicia en asuntos materiales y la participación pública en procesos de toma de decisiones ambientales, creación y fortalecimiento de las capacidades y cooperación para fomentar la protección al derecho de todas las personas ya sean de la generación actual o de las futuras de vivir en un ambiente sano y al desarrollo sostenible.

Los pilares del Acuerdo de Escazú son:

  •  Garantizar la implementación de los Derechos de Acceso a la Información Ambiental.
  •  Impulsar la participación pública en el proceso de toma de decisiones.
  •  Favorecer el acceso a la justicia en asuntos ambientales, la creación de instrumentos quepermitan la protección y seguridad de los defensores ambientales.
    ¿Por qué es importante que Colombia ratifique el Acuerdo de Escazú?Además de todo lo mencionado anteriormente, es importante resaltar que El Acuerdo de Escazú protege a los activistas ambientales, quienes por sus ideales y acciones son amenazados y asesinados. Según el informe de la ONG Global Witness, indican que al menos 227 líderes ambientales fueron asesinados en el 2020, la mayoría atacados por proteger ecosistemas particulares, por ejemplo, el 71% fue por defender los bosques del mundo. Lastimosamente, el caso de Colombia no discierne mucho de esa realidad, pues por segundo año consecutivo ha sido reconocido como el país donde es más peligroso defender el ambiente; según cifras, en el 2020 fueron asesinados 65 líderes asesinados donde se incluyen indígenas y mujeres.