Juegos Olímpicos y Sostenibilidad

Juegos Olímpicos y Sostenibilidad

Entender los cambios globales y adaptar estrategias mundialmente respaldadas para responder a ellos, es un deber de los eventos de gran magnitud.

Los Juegos Olímpicos, es decir la principal competencia global multideportiva, son uno de los eventos más importantes de la agenda mundial. Su impacto y alcance en materia social, económica y cultural, es coherente con la necesidad de adaptarse a los cambios del contexto y a las coyunturas que sucedan en el orden mundial.

En la más reciente versión de este gran evento deportivo, que agrupa a más de doscientas disciplinas, celebrada en Tokio, se evidenció un compromiso con el cambio climático, la pérdida de recursos naturales, la sostenibilidad, la discriminación y otras cuestiones relacionadas con los derechos humanos que hacen parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, iniciativa impulsada por la Organización de Naciones Unidas.

En este sentido, el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, desarrolló un concepto de sostenibilidad que se resumió bajo el eslogan “Ser mejores, juntos – Para el planeta y la gente”. Sus principales pilares de sostenibilidad se resumen en cinco aspectos: Cambio climático, Gestión de recursos, Medio ambiente natural y biodiversidad, Derechos humanos, trabajo y prácticas empresariales justas y Participación, cooperación y comunicación.

Asimismo, uno de sus principales compromisos fue transmitir el conocimiento, los aprendizajes y los retos a los organizadores del próximo encuentro mundial, para garantizar la incorporación de prácticas sostenibles en el largo plazo.

 

 

Los grandes eventos mundiales no pueden ser ajenos a la realidad que vive el mundo, incorporar prácticas sostenibles se convierte en una necesidad que incrementa el impacto de los encuentros y mejora la percepción que sus diferentes públicos de interés tienen sobre ellos.